lunes, 4 de junio de 2012

Dos valoraciones del libro El casino que nos gobierna


      De la reseña  publicada en Temas para el Debate, nº  210, mayo de 2012, por Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla:

Este último libro de Juan Hdez. Vigueras, miembro del Consejo Científico de ATTAC España y posiblemente el autor español que mejor conoce el mundo financiero en la sombra, es un libro “mayor”, en el sentido de que supone un compendio imprescindible para saber lo que está ocurriendo en el mundo y por qué. E incluso para poder aventurar con acierto lo que va a ocurrir si no se le pone remedio pronto a todo lo que Vigueras enseña en su libro.
Toda la obra está escrita con una gran información y con extraordinaria claridad, de modo que cualquier persona, por poco que sea lo que sepa de economía, puede enterarse perfectamente con ella de cómo se llevan a cabo las inversiones más sofisticadas, cuáles son las trampas más oscuras de los financieros y de los procedimientos que se utilizan para ganar dinero a velocidad extraordinaria en el casino, como dice el autor, que nos gobierna. Y, por supuesto, para entender las claves que permiten también deducir por qué las autoridades son tan remisas a poner trabas a todo este tinglado, a pesar de que conlleva una extraordinaria inseguridad y un peligro que hemos podido comprobar muy claramente en los últimos años de crisis económica.
El libro está dividido en tres grandes partes. (….)  
Ya terminando la obra (p. 426) el autor cita la famosa frase que Mayer Armschel Rothschild dijera en 1791: “Dejadme que emita y controle la moneda de una nación y no me importará quien haga las leyes”. Lo que se comprueba al terminar de leer el libro es que el sueño del fundador de la dinastía se ha hecho realidad.
    (Puede leerse el texto íntegro en su blog Ganas de escribir )

   De la presentación del libro por Chechu Jiménez, médico y escritor, en el Liceo de Ourense, publicada en su blog  Del corazón a los asuntos:
              
(…)  Y para aclarar las ideas sobre lo que nos está pasando, pocas lecturas son tan claras y razonadas como “El casino que nos gobierna”. Se trata de un texto sólido, con un claro afán pedagógico, extraordinariamente documentado, muy útil para obtener una visión no sólo del árbol político y económico más cercano, sino también del bosque global, la única manera de explicarse la enfermedad que padecemos.

Para los no expertos en estas materias, recomiendo leerlo despacio, sin prisa, nunca de un tirón como hacemos con las novelas, sino más bien por partes, confrontándolo con la empobrecedora uniformidad, simplista y llena de lugares comunes con la que los medios de comunicación, más globalizados y atrapados en las redes del pensamiento único de lo que parece, nos cuentan la actualidad. De esa forma, el libro se lee con facilidad, de forma amena, trufado como está de historias e historietas financieras que la mayoría desconocemos. Con él podemos aprender y consultar cuando se nos olvide -que se nos olvidará-, el concepto y el objeto de los hedge funds, los derivados, los CDS, los mercados de futuro, los swaps

Su razonado desarrollo no pretende adoctrinar ni condicionar con cataratas de datos la opinión del lector. Se trata de una descripción crítica de los hechos, cierto es con una tesis de fondo a estas alturas ya difícilmente refutable, que la economía productiva y las democracias (incluso las de los países más fuertes) están, en las últimas décadas, siendo relegadas por un nuevo imperio en la sombra: el poder financiero global desregulado.

Es un libro escrito desde la independencia y el rigor intelectual que aporta una mirada de lo cercano y de lo más lejano que, en general, se nos hurta a los ciudadanos que asistimos al derrumbe de lo que creímos consolidado y a la aparición de un nuevo orden tan distinto a ese mundo nuevo y justo en el que, una vez -espejismo de juventud interminable-, soñamos y creímos.

El libro me recuerda mucho a otra de las fuentes, en un formato como el cine al que estoy más habituado, que me ha servido para comprender esta inesperada pesadilla: “Inside job” el oscarizado documental de Charles Fergusson.
(…)
 “Detrás de cada cínico (o simplemente incompetente) ejecutivo bancario o inversor hay un economista que le asegura (a él y a nosotros), desde una posición de autoridad intelectual indiscutida, que sus actos son útiles socialmente y que, en todo caso, no deben ser sometidos al escrutinio público.” Con esta cita de Tony Judt (1948-2010) en “Algo va mal”, comienza el libro.-

                            Desde aquí vaya mi agradecimiento a estos dos excelentes personas y amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario